jueves, 12 de mayo de 2016

¡Nos vemos en Madrid! Pero en Septiembre u Octubre cuando el nuevo gobierno impulse nuestra incorporación a la universidad. Somos Universidad, Movimiento 27 de abril



Después del 27 de abril, ¿qué hacer?

El 27 de abril hubo movilizaciones en 12 centros de toda España, y nuestro manifiesto logró una considerable difusión, y, lo que es más importante, un enorme consenso, tal vez porque permite visualizar la salida del túnel, sin que nadie salga perjudicado.

Hay muchos profesores/as que ya saben que la universidad no les va a dejar sin trabajo, porque si no quieren hacer la tesis para incorporarse a los cuerpos universitarios (como ocurrió en las antiguas escuela de Magisterio) pueden quedar en una escala a extinguir hasta su jubilación, sin merma alguna de derechos. Y si la hacen y son funcionarios/as pasarán a ser titulares de universidad. Y para el profesorado interino recordar que la universidad tiene una escala de profesorado más ajustada a los posibles perfiles (asociado a tiempo parcial, asociado a tiempo completo, profesor/a ayudante, ayudante doctor, o contratado doctor), que además permite la incorporación a la docencia de profesionales de reconocido prestigio sin requisitos de titulación, una vieja reivindicación de no pocos centros.

El alumnado es, a todas luces, el gran beneficiado, pues verá incrementados sus derechos a un coste mínimo, la tasa que habrá de pagar a la universidad por apertura de expediente. Es FALSO, una FALSEDAD INTERESADA, que la adscripción a la universidad implique un incremento elevado de la matrícula, pues se seguirá pagando como hasta ahora, con el coste actual por crédito.

Los centros pasarán a funcionar como escuelas superiores universitarias y podrán ver incrementado, por ejemplo, su personal de administración y servicios, lo que implica personal técnico o de mantenimiento, biblioteca… Y centros de investigación, con programas propios de doctorado, con equipos de investigación… Es lo que ocurrió con todos los centros adscritos y luego integrados, como el INEF de Madrid, por ejemplo.

Y  además estaremos plenamente integrados en el Espacio Europeo de Educación Superior, como explica Manuel Francisco Vieites en un artículo publicado en la Revista Complutense de  Educación, para sonrojo de muchos, especialmente de ACESEA, que sigue insistiendo en la universidad de las artes, pese a lo que ya se sabe y se publicó en Doce Notas, y pese a la tentativa fracasada en Madrid de un señor de Murcia.

Y es que para hacer una universidad, sea de las artes o de ciencias ocultas, lo único que hay que hacer es seguir el Real Decreto 420/2015, de 29 de mayo, de creación, reconocimiento, autorización y acreditación de universidades y centros universitarios. No se necesita más normativa que esa, salvo que se quieran crear universidades de segunda (y sería un fraude), o por la puerta de atrás y saltándose la normativa, con lo que las universidades pondrían otro recurso, lo ganarían sin duda, y de vuelta a secundaria.

Dicho lo cual, volvemos a la pregunta anterior, ¿y ahora qué?

A la vista de las actuales circunstancias políticas, con la repetición de elecciones, no parece aconsejable consumir fuerzas para convocar un acto en Madrid para el 21 de Mayo, toda vez que no hay nuevo gobierno y por lo tanto no hay interlocutor. Los partidos en su inmensa mayoría apoyan la adscripción, con lo que habrá que esperar el nuevo escenario político para promover las medidas que sean necesarias, seguramente en Septiembre, cuando el nuevo gobierno comience a trabajar. Sabemos que en el Congreso que salga de las elecciones del 26 de Junio tendremos una inmensa mayoría a favor y tampoco podemos descartar que los que ahora dicen no acaben diciendo sí, porque por mucho que digan los directivos pasados y actuales de ACESEA, no queda otra vía que la universitaria.

En las actuales circunstancias y toda vez que buena parte de las negociaciones para concretar el proceso de adscripción y posterior integración, se ha de llevar a nivel autonómico, bueno sería aprovechar el tiempo que nos queda hasta el verano para:

  • Generar una buena estructura organizativa  e informativa en el centro, tanto de carácter interno como externo. Reclamar la creación de una delegación de alumnado como en la universidad, con un espacio y recursos. 
  • Crear una coordinadora a nivel autonómico, en la que se integren todo tipo de entidades que apoyen de forma clara nuestro manifiesto, y ojo con los que dicen estar a favor y cuando dicen universidad, están pensando “de las artes”.
  • Poner en marcha algún espacio de información, tipo “blog”. Proponemos utilizar denominaciones como “somos universidad Málaga”, o “universidad ya Murcia”. De esa forma tendríamos varios “tablones de anuncios” en todo el Estado. 
  • Centralizar toda la información a través de la Plataforma (plataformaeeaass@gmail.com), de manera que podamos coordinar las acciones y mantenernos puntualmente informados.  
  • Es muy importante que el alumnado, profesorado... difunda esta información para que en todos los centros se vayan creando grupos de trabajo que dinamicen la lucha.

A partir de Septiembre empezaremos a decidir el futuro y habremos de estar muy dispuestos para hacer valer nuestras posiciones. Lo que ahora urge es organizarse para tener mucha más fuerza después del verano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario