viernes, 18 de marzo de 2016

El futuro ya está aquí. Somos Universidad. El Congreso de Diputadas y Diputados apoya la adscripción a la Universidad de las Enseñanzas Artísticas Superiores. Hay mayoría más que suficiente para que 2016 sea el año de la adscripción, para poner fin a la DEGRadación.



¡El futuro ya está aquí!

(ojo con los enlaces que hay muchos, y llevan a páginas muy interesantes)

En el congreso de los diputados se ha presentado la Enmienda transaccional a la PNL  161/161 relativa para incluir las Enseñanzas Artísticas Superiores en el marco universitario, en cuya redacción han colaborado los grupos parlamentarios de Ciudadanos y del Partido Socialista Obrero Español. La enmienda proponía que:

1. El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a crear, en la Conferencia Sectorial de Educación, un Grupo de Trabajo coordinado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el Consejo Superior de Enseñanzas Artísticas y la Conferencia General de Política Universitaria que desarrolle, a la mayor brevedad, el marco normativo general y el procedimiento que permitan la posibilidad de hacer efectiva la adscripción de los centros de Enseñanzas Artísticas Superiores y de sus titulaciones a la Universidad, tal y como está previsto en el actual marco legislativo.  

2. El Congreso de los Diputados considera conveniente, mediante los procedimientos parlamentarios oportunos, la creación de una Subcomisión con objeto de abordar en su totalidad el estudio de la situación actual de las Enseñanzas Artísticas en el conjunto del Sistema Educativo y específicamente la necesaria  modificación de la LOMCE reconociendo el título de Grado donde dice “Título Superior”, recuperando así la vigencia de todos los artículos del Real Decreto de Ordenación de las Enseñanzas Artísticas Superiores. 

3. Llevar a cabo las medidas oportunas para que en la educación secundaria se estudie la oferta de módulos de estas disciplinas como materia académica, y que sean impartidos o bien por titulados en las correspondientes escuelas oficiales, o bien por profesionales cuya trayectoria pueda ser suficientemente acreditada como medio para fomentar el acercamiento de los más jóvenes a las enseñanzas artísticas.»

El resultado de la votación ha sido el que sigue:

SÍ: 27 (PSOE, Podemos, Ciudadanos, IU-UP, DyLL...)
NO: 15 (PP)
ABSTENCIÓN: 1 (PNV)

VALORACIÓN INICIAL

La Plataforma por la Integración de las Enseñanzas Artísticas Superiores hace una valoración muy positiva del resultado por cuanto se muestra que hay una mayoría suficiente para abordar cuestiones importantes, mayoría que se fraguaba igualmente en Galicia no hace poco de cara a las autonómicas de 2016. Agradecemos a todas las formaciones políticas su voto favorable y lamentamos que el PP no haya sabido estar a la altura de lo que reclamaba en su programa electoral de 2008, en el que proponía: “posibilitaremos la incorporación de las enseñanzas artísticas superiores a la universidad, de acuerdo con el marco del Espacio Europeo de Enseñanza Superior (p. 159).

Ahora bien, desde la Plataforma no podemos dejar de señalar algunas cuestiones muy importantes, sobre todo viendo que en el texto aprobado se deja sentir la mano evitable de ACESEA, esa asociación de directores/as que aborrece la universidad.

En efecto, en ese grupo de trabajo va a estar el Consejo Superior de Enseñanzas Artísticas, a día de hoy dominado por ACESEA, y como bien sabemos la Asociación de Directores y Directoras de Centros Superiores (insistimos en que se trata de ese tipo de asociación pues los centros no tienen capacidad para asociarse, y hacerlo es una ilegalidad, lo cual muestra que el Ministerio avala y legitima esa ilegalidad) es CONTRARIA  a la adscripción y lleva cuatro años oponiéndose a la adscripción. Así ocurrió cuando en 2012 el Ministerio convocó una mesa de trabajo en la que participaron J. A. Serrano Masegoso y A. Martínez Roger que aportaron dos documentos (que obran en nuestro poder y que podemos hacer públicos) en los que se mostraba con claridad su oposición a cualquier posibilidad de adscripción universitaria.

En ese sentido es importante señalar que lo que el Congreso ha aprobado es desarrollar un marco que haga posible la adscripción, no debatir en torno a su conveniencia. Conociendo a los responsables pasados y actuales de ACESEA, es más que probable que pretendan desvirtuar el sentido de la comisión y analizar como paso previo la necesidad de la adscripción, y ya de paso defender su propuesta de universidad de las artes. No olvidemos que hay quien defiende una universidad de las artes en Murcia, donde el alumnado de centros superiores no pasa de mil alumnos/as (¡vaya disparate!). Incluso los Institutos Superiores de Enseñanzas Artísticas (tan alabados por ACESEA, y por viejos dirigentes como Jordi Font, A. Martínez Roger o J. A. Serrano Masegoso) son un disparate desde la óptica del uso adecuado de los recursos públicos, pues sólo sirven para centralizar la gestión de los centros, con lo que éstos pierden autonomía. 

Véase que la mano de ACESEA no sólo asoma en el punto primero del texto aprobado sino que asoma en el punto dos, cuando se pide lo que siempre han pedido: recuperar la denominación de grado y todos contentos, cosa que también piden los directores/as de los centros de diseño. Es decir, ACESEA no se ha leído la sentencia del Supremo, que señala de forma clara que el título de grado sólo lo pueden dar las universidades, y que todo lo demás es equivalente. Esto es típico de ACESEA, pedir cosas imposibles para que nada cambie.

La Plataforma pide mucho más, como luego diremos. 

En el punto 3 dos cosas. Nos parece óptimo que se potencie la presencia de la educación artística en todos los niveles educativos (Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato), pero hay que tener cuidado con la normativa, porque la actual normativa educativa, en España y en todo el mundo, exige que las personas que se dediquen a la función docente tengan titulación superior y formación pedagógica. Modificar esa norma podría abrir una caja de truenos.

NUESTRA PROPUESTA

La plataforma pide, en consonancia con la propuesta, que esa comisión establezca, EN EL MENOR PLAZO DE TIEMPO POSIBLE el MARCO NORMATIVO y el PROCEDIMENTO para la adscripción, y para ello les vamos a dar los deberes hechos, para que los debates no se prolonguen, cuando todo ya  ha sido establecido:

Marco normativo: La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de educación, establece en su artículo 58.6, que las comunidades autónomas, en el ejercicio de sus competencias, podrán convenir fórmulas de colaboración para los estudios de enseñanzas artísticas superiores regulados en la misma. La Ley Orgánica 6/2001 de 21 de diciembre de Universidades, modificada por la Ley Orgánica 4/2007 de 12 de abril, establece en su última redacción modificada los aspectos básicos para el procedimiento de adscripción a universidades de centros de educación superior. En lo que se refiere específicamente a los centros de enseñanzas artísticas superiores la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa, añade dos nuevos apartados al artículo 58 de la Ley Orgánica 2/2006, estableciendo en el séptimo que las Administraciones educativas podrán adscribir centros de enseñanzas artísticas superiores a las universidades mediante convenio, según lo indicado en el artículo 11 de la Ley Orgánica 4/2007 de 12 de abril, de Universidades, antedicha.

Procedimiento: establecido en la normativa antes señalada y más concretamente en el Real Decreto 420/2015, de 29 de marzo, de creación, reconocimiento, autorización y acreditación de universidades y centros superiores, en su artículo 5, que determina que la adscripción se realizará mediante convenio.

Como vemos, esa Comisión que se propone en la Resolución no tiene nada que inventar, porque ya está todo establecido, salvo que los integrantes de la misma se dejen llevar por las tretas y triquiñuelas de ACESEA y acaben finalmente proponiendo que la forma de adscripción supone crear universidades de las artes. Hemos de estar muy vigilantes ante este hecho. Y decir, de nuevo y bien alto, que las universidades de las artes a la vista de lo que establece la LOU y el Real Decreto 420/2015, son imposibles e inviables, tanto económicamente, como académicamente, porque no se pueden transformar institutos de secundaria en universidades.

La gran diferencia entre la Plataforma y ACESEA, en relación a las enseñanzas, tiene que ver con la forma en que entendemos la integración en el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), pero también con la forma en que entendemos el propio concepto de EEES. Para ACESEA, la cuestión se resuelve recuperando el título de grado, para la Plataforma la cuestión implica que el alumnado sea universitario de pleno derecho y que los centros puedan ofrecer el ciclo formativo completo, del grado al doctorado, y eso sólo será posible en la universidad. ACESEA también olvida todo cuanto dice la norma sobre investigación y sobre la incorporación de los centros al Sistema Español de Ciencia y Tecnología, algo inviable en las actuales circunstancias. Para ello son necesarias algunas medidas que permitan que los centros superiores funcionen como escuelas superiores universitarias. Por eso la Plataforma entiende que lo que Comisión ha de hacer es elaborar un informe que pueda generar un Real Decreto que contemple la norma básica por la que se han de regir los convenios de adscripción y la Plataforma propone que esa norma básica contemple:


  • Los centros superiores de enseñanzas artísticas podrán incorporarse al sistema universitario español mediante el correspondiente convenio de adscripción a una universidad. Según los casos, el convenio establecerá asimismo el carácter transitorio de la adscripción y su duración, cuando ésta tenga carácter previo a la plena integración. 
  • La adscripción de los centros de enseñanzas artísticas superiores a las universidades correspondientes se realizará atendiendo a criterios geográficos, académicos o de tradición educativa. Las administraciones educativas, en el uso de sus competencias sobre organización universitaria, dispondrán la vía que resulte más idónea atendiendo a estos criterios. 
  • Los centros, a través de las universidades a que estén adscritos, presentarán una memoria por cada una de las titulaciones que tengan implantadas, o en proceso de implantación, ante la agencia autonómica de calidad y acreditación, o en su defecto ante la ANECA, para los efectos de su autorización, y la inscripción de los correspondientes títulos de grado en el catálogo de títulos de la universidad que los presente. 
  • Los centros adscritos, a través de la universidad de adscripción, podrán presentar memorias de verificación relativas a estudios específicos de posgrado (máster y doctorado), con la finalidad de posibilitar la formación investigadora del alumnado que concluya los estudios de grado. 
  • De acuerdo con lo establecido en el artículo 11 de la Ley Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades, modificada por la Ley Orgánica 4/2007 de 12 de abril,  los centros adscritos adaptarán sus normas de funcionamiento a la normativa universitaria, dotándose de todos aquellos documentos normativos que proceda y que habrán de ser aprobados por los órganos competentes de la universidad, y en su caso por el departamento que en la comunidad autónoma ostente las competencias en materia educativa, según se haya establecido en el convenio de adscripción. 
  • En tanto las enseñanzas artísticas superiores son estratégicas en el desarrollo del sistema cultural, los procesos de enseñanza y aprendizaje deben mantener el carácter individualizado que en este momento poseen, por lo que se garantizan las actuales ratios profesorado/alumnado establecidos en el Real Decreto 303/2010, de 15 de marzo. 
  • Desde el momento de la adscripción, y de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 4/2007, el alumnado de los centros superiores adscritos tendrá la condición plena de alumnado universitario. 
  • Durante el período de adscripción el procedimiento de acceso a las enseñanzas adscritas seguirá las pautas establecidas en los reales decretos de referencia en cada caso. 
  • Para promover la optimización de medios y recursos atendiendo a los principios de calidad, eficacia y eficiencia, y de acuerdo con el mapa de centros y titulaciones que resulte del proceso de adscripción, las administraciones educativas podrán considerar centro educativo, a los efectos de organización, gestión y administración, la agrupación de centros públicos ubicados en un ámbito territorial determinado, tal y como se establece en el artículo 107.5 de la Ley Orgánica  2/2006, no modificado por la Ley Orgánica 8/2013.   
  • En los casos en que proceda, la administración educativa de cada Comunidad Autónoma arbitrará el proceso para establecer los cuadros de personal objeto de adscripción en cada centro. 
  • En cualquier caso, la adscripción no supondrá merma de derechos consolidados para el personal docente y de administración y servicios. 
  • En el catálogo de áreas de conocimiento, habrá de considerarse la creación de aquellas que son propias de las enseñanzas artísticas superiores y que no existan en el catálogo actual de áreas de conocimiento, tales como Arte Dramática, Conservación y Restauración, Creación e Interpretación Musical, Danza, y Diseño. Igualmente en cada centro se creará, como mínimo, un departamento específico para cada una de las áreas señaladas. 
  • A los efectos de facilitar la integración de las enseñanzas artísticas superiores dentro del Sistema Español de Ciencia y Tecnología, y el desarrollo de la actividad investigadora que les es propio, así como de facilitar el desarrollo de líneas de investigación específicas en los centros y programas de doctorado, el profesorado podrá solicitar de las instancias que correspondan hasta un máximo de tres sexenios de investigación con carácter retroactivo, sin efectos económicos, en tanto no se produzca la integración. La ANECA y las Agencias autonómicas establecerán un procedimiento específico para atender este proceso. 
  • Las comunidades autónomas, en colaboración con las universidades, favorecerán la creación de un número suficiente de nuevos grupos de investigación en los centros mediante convocatorias específicas, con la finalidad de conformar unidades que puedan ser competitivas a medio plazo. 
  • Durante el período de adscripción las comunidades autónomas y las universidades podrán establecer, mediante correspondiente convenio, los acuerdos necesarios para la transferencia de personal, infraestructuras, equipamientos y otros bienes, así como los plazos para dotar a los centros de los medios y recursos que procedan en función de su integración en el espacio europeo de educación superior.

VALORACIÓN POLÍTICA

Entendemos que existe en estos momentos en el Congreso de las Diputadas y Diputados una mayoría más que suficiente para abordar de forma inmediata la adscripción. Tanto el marco como el procedimiento están claros, solo se necesita voluntad política y no dilaciones. Agradecemos a todas las formaciones políticas su apoyo a esta medida y lamentamos que el Partido Popular apueste por la deriva de la oferta privada, porque no se entiende que un partido que en 2008 proponía la “incorporación” a la universidad haya cambiado de posición de forma tan drástica, algo que sólo se puede explicar por su pasión por la privatización y la externalización.

Valoramos muy positivamente que el Partido Socialista de nuevo insista sobre lo mismo, porque ya lo hizo en el Congreso en la pasada legislatura, en Galicia y en Castilla-León, en cuyos parlamentos autonómicos presentó mociones a favor de la adscripción. Lo valoramos muy positivamente porque sabemos que se trata de un partido con diferentes sensibilidades, y celebramos que apueste por el interés común, por el alumnado y por el sentido común, abandonando las posiciones defendidas por algunos de sus militantes y allegados que de tan anquilosadas y trasnochadas parecen propias del Antiguo Régimen.  

Pero también lamentamos profundamente que en Andalucía el gobierno sea tan beligerante con la idea de la adscripción. En esa dirección, creemos que no debiera actuar como el Partido Popular que demanda en Andalucía lo que niega de forma sistemática en Galicia.

Sabemos que ACESEA está presionando al máximo a través de personas como Jordi Font (jubilado pero todavía muy activo en ACESEA) que podríamos calificar de vendedor de cuentos chinos, si nos atenemos a su artículo Crónica de un trayecto, en el que prometía oro, incienso y mirra para todas y todos, un paquete que al final supuso DEGRADACIÓN para miles y miles de personas en España

Tampoco entendemos que un autoproclamado “gobierno de progreso” como el de la Comunidad Valenciana no haya dado pasos para cerrar el Instituto Superior de Enseñanzas Artísticas de la Comunidad Valenciana (ISEACV), teniendo en cuenta que jamás tendrá competencias en educación superior y jamás podrá convertirse en una universidad, con la actual LOU. Mantener estructuras obsoletas que no sirven al interés general y no obedecen al sentido común es un despropósito y un despilfarro, y contradice de forma fragrante los discursos de “regeneración” que se vocean. Viendo su estructura organizativa vemos que se trata de una institución con una clara orientación política, no académica.

Como venimos afirmando, un estudio comparado a nivel internacional, en relación a la organización de las enseñanzas artísticas superiores, muestra y demuestra que éstas o son universitarias de pleno derecho o están adscritas a la Universidad, desde Rusia a Chile, desde Canadá a Suráfrica, desde China a Turquía. Entonces, la pregunta es evidente, ¿estará el mundo equivocado?

No, no lo está, lo que ocurre es que en el resto del mundo este problema se resolvió atendiendo a parámetros educativos, académicos, pedagógicos, y en España seguimos en el siglo XIX, con la Ley Moyano.

En abril haremos oír nuestra voz en toda España, a favor de la adscripción y de la integración, algo que habrá de llegar necesariamente en 2016.

¡Somos Universidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario