sábado, 22 de noviembre de 2014

Por la adscripción y la integración de las enseñanzas artísticas superiores en la Universidad

Dos años después de haber conocido la sentencia del Tribunal Supremo, que degradaba a las enseñanzas artísticas superiores, pero que las situaba ante su verdadera naturaleza (títulos equivalentes a los universitarios en centros de secundaria), comprobamos que todas las medidas que anunciaban los integrantes de la casta, los dirigentes de ACESEA y sus amigos en partidos políticos varios, no se han cumplido.

Las enseñanzas artísticas superiores siguen conduciendo a la obtención de un Título Superior equivalente y se siguen impartiendo en centros equivalentes a todos los efectos a institutos de secundaria, sin que nada haya cambiado esa situación, ni siquiera el tantas veces mentado Instituto Superior de Enseñanzas Artísticas de la Comunidad Valenciana (ISEACV), tan alabado por los integrantes de la casta, que uno a uno, una a una, irán apareciendo en estas páginas. 

Cuando se acerca 2015 y, con ese nuevo año, un proceso electoral, entendemos que es neecsario volver a la lucha para lograr aquello que nos planteamos en 2012: iniciar un proceso que a través de la adscripción culmine en la integración de las EEAASS en la Universidad. Los de la casta utilizaron mil y una artimañas y argucias para negar por activa y por pasiva la vía universitaria, pero sus posiciones han quedado reducidas a escombros toda vez que nada de lo que anunciaron se ha cumplido: ni grados, ni universidades de las artes.

Seguimos como en la LOGSE, como en 1990, con la equivalencia de títulos y nada más. Incluso el tan alabado "master artístico" ha mostrado que no sirve para nada, al menos en el espacio de los estudios de postgrado. 

La casta defendía posiciones corporativas sin otra finalidad que mantener sillas y sillones, para impedir el avance y que las enseñanzas artísticas superiores ocupasen el lugar que les corresponde, el que ocupan en todos los países que nos rodean desde Inglaterra a Chile. 

Iniciamos de nuevo la lucha y es necesario comenzar a crear comités en centros para que las campañas que podamos poner en marcha surtan su efecto. Para vencer el miedo y las amenazas. 

Para ganar esta batalla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario