sábado, 22 de noviembre de 2014

Casta y enseñanzas artísticas superiores

Aunque alguien podría pensar que al hablar de "casta", estamos utilizando una expresión que en el último medio año se ha puesto de moda en España, lo cierto es que el termino lo venimos utilizando desde 2012 en numerosos trabajos aparecidos en los dos blogs que hemos animado en ese tiempo, maderne y dramaloxia. En ambos existe una etiqueta, "Let's University", en la que están agrupadas las diferentes entradas publicadas en torno al tema de las EEAASS y la universidad, en las que no sólo hablábamos de "casta" sino también de "caspa".

Hablamos de casta al referirnos a un conjunto de personas que en los últimos 20 años han tejido el destino de las enseñanzas artísticas superiores, sin otra preocupación que el mantenimiento de sus intereses que no eran otros que impedir cualquier cambio o transformación para que todo siguiese igual. 

Personas que en ningún momento generaron en los centros en los que ejercían la dirección, procesos de análisis y debate de las problemáticas diversas que se fueron generando, y que siempre tomaron las decisiones de modo unilateral.  

Personas que han negado al alumnado la posibilidad de pensar y de opinar con libertad y conocimiento de causas y efectos, avivando miedos y formulando medias verdades y medias mentiras, siempre con la finalidad de evitar cualquier proceso de confluencia de las enseñanzas artísticas superiores y la universidad. 

También hablamos de personas que desde los partidos políticos les han apoyado, o se han apoyado mutuamente, para que nada cambiase.

Al decir "casta" no nos incorporamos a la moda imperante. No. Recuperamos nuestro discurso, como se puede ver en una vieja entrada. Que nadie se lleve a engaño, que lo de que podemos ya lo decíamos mucho antes.

Pues bien, ha llegado la hora de dar la batalla por el grado, por la adscripción y por la integración. Y olvidarnos de la casta y de la caspa. Bastante tienen con lo que son.





No hay comentarios:

Publicar un comentario